Reforma migratoria, tema pendiente

Los reflectores están puestos en la frontera entre México y Estados Unidos. Los dramas de la separación de familias, niños no acompañados que piden ayuda y miles de migrantes que quieren ingresar a Estados Unidos son una constante.

Poco o nada ha cambiado estos meses, aunque desde enero 2021 hay un cambio de autoridades en la Casa Blanca, la situación de los migrantes dentro de los Estados Unidos y aquellos que desean ingresar está lejos de mejorar y se podría decir que las necesidades de los migrantes van en aumento.

Pero el problema que se vive en la frontera no está lejos de los 11 millones de migrantes que tienen casi cuatro décadas de estar esperando una solución definitiva a su problema: no tener documentos.

Y es que mientras los reflectores estén en la frontera, la discusión y señalamientos entre los políticos sigue creciendo. Políticos republicanos siguen insistiendo que se debe de reforzar una frontera, que por años ha recibido fondos para ser protegida, mientras la discusión y una posible reforma migratoria sigue en espera.

¿Por qué es urgente una reforma migratoria? 

Desde los años ochenta, fue la última vez que se aprobó una reforma que ayudó a los migrantes de esa época a solventar su situación, y durante estas casi cuatro décadas la problemática se ha convertido en un listado de graves problemas no solo para los migrantes en Estados Unidos sino para los países de origen.

Reunificación familiar, trámites de asilo, posibilidad de contar con mejores oportunidades laborales, y sobre todo poder viajar a sus países son algunas de las situaciones que viven los 11 millones de migrantes quienes esperan que esta nueva administración pueda concretar alguna solución integral y la crisis humanitaria que viven los migrantes en la frontera y en todo el país pueda empezar hacer atendida.

Oportunidad de acciones

La responsabilidad de la situación migratoria es una responsabilidad compartida, entre los países de origen de donde los migrantes se ven forzados a salir en busca de un mejor futuro y Estados Unidos, donde se ha necesitado siempre el trabajo que realizan los migrantes.

El presidente Joe Biden anunció que la vicepresidenta Kamala Harris sería la encargada del tema de inmigración en los países de origen y se espera que visite Guatemala en las próximas semanas, esta es una oportunidad de oro para las autoridades en el país. 

A tan solo 100 días de administración Biden/Harris, este es un claro mensaje de las autoridades estadounidenses que quieren trabajar con las autoridades guatemaltecas y del triángulo norte.

Es urgente que los reflectores que están puestos en la frontera y en el incremento de la migración de la región, pasen a los despachos presidenciales en Centroamérica y que a nivel presidencial se impulse un plan para solucionar la migración forzada de la región, además es importante el apoyo a  la reforma migratoria que tiene casi cuatro décadas de ser ignorada, y es necesario que pueda ser discutida, para mejorar la calidad de vida de 11 millones de migrantes que viven en los Estados Unidos. 

Le sugerimos leer:

Síguenos en nuestras redes

Derechos reservados 2021

Show Buttons
Hide Buttons

Gana una camisola autografíada

por Carlos "El Pescado" Ruíz