¿Hasta qué punto es de beneficio exponer la vida, la integridad y salud mental de un niño?, por lograr el «sueño americano»

La decisión de enviar a un niño a Estados Unidos, quizás puede ser la peor de un padre si su hijo encuentra lo fatal.

Sinceramente yo, como madre de tres hijos, no me explico fácilmente, el ¿Por qué? una madre o un padre llega a poner en riesgo la vida, la integridad, la seguridad y la salud mental de un hijo por querer que ellos logren una vida mejor.

Yo me preguntó, ¿Esos niños toman parte en la decisión de los padres?, los niños sinceramente ¿están conscientes del riego que están tomando, y que pueden perder la vida, pueden ser violados, golpeados, secuestrados, vendidos o esclavizados?

Todo por querer lograr una mejor vida y una mejor situación económica.
Estamos conscientes que Guatemala, Centro América y varios países del mundo, son países pobres y que la pobreza ha existido desde el principio de los tiempos.

En realidad la gente cree que la pobreza y la falta de oportunidades va a terminar si nos separamos de los hijos, los enviamos a su suerte a un futuro incierto.

¿Por qué la gente está dispuesta a desaprovechar los mejores años de un niño?, ¿Por qué optan por convertir la infancia en la peor pesadilla?, Por qué los hijos están a Merced de los padre, tíos o abuelo?

La decisión de enviar a un niño a Estados Unidos, quizás puede ser la peor decisión de un padre si su hijo encuentra lo fatal.

Quizás el enviar a un hijo a Estados Unidos sea una buena decisión si el niño logra llegar con bien a su destino y empieza a forjarse una vida Mejor.

Pero como nada se sabe a ciencia cierta, mejor deberían quedarse con la duda.

Y entre la familia deberíamos de ver qué recursos existen y aprovecharlos al máximo para sobrevivir.

  • En primer lugar las parejas deben aprender a planificar.
  • Número dos, establecer un número pequeño de hijos 2 o 3 por familia.
  • Tres, crear fuentes de sostenibilidad, recurrir a la siembra, crianza de animales, aprender un arte o manualidad.
  • Y por supuesto, no dejar de lado la educación.
  • Cuatro, ambos padres deben comprometerse a trabajar, (cualquier trabajo limpieza, albañil, coser, cocinar, etc) quizás en diferentes horario para no descuidar la crianza de los hijo
  • Quinto, crear un negocio propio, venta de comida, manualidades, artesanía, etc, etc.
  • Sexto, recordar que la vida de un hijo no se reemplaza con nada.
  • Séptimo, aprender a vivir con otra mentalidad, valorar los lazos de sangre y convivir con los hijos en sus mejores años, LA INFANCIA.
  • Octavo, debemos de aceptar que la vida de un ser humano y las familias, no son en lo absoluto responsabilidad del Gobierno, también somos responsables de las decisiones que tenemos.
  • Noveno, el nacer pobre no es ningún impedimento físico o mental, es una circunstancia que nosotros mismos podemos cambiar, y no necesariamente o extremadamente arriesgando la vida de nadie.
  • Y décimo, los hijos son un regalo y bendición de Dios, que vengan al mundo con responsabilidad, con consciencia y por sobre todo con amor. El día que deciden migrar que lo hagan a consciencia, ya con la mayoría de edad y asesorados legalmente a lo que se someten por hacerlo.

LOS NIÑOS SON EL FUTURO DE LA HUMANIDAD, TRATÉMOSLOS CON DIGNIDAD, RESPETO Y AMOR.

Una decisión no va a cambiar el Mundo, pero puede hacer la diferencia.

Le sugerimos:

Mujer guatemalteca valórate y explota tu potencial

Reforma migratoria, tema pendiente

El Número Individual de Identificación Tributaria (ITIN) en el Sistema Tributario Estadounidense

Síguenos en nuestras redes

Derechos reservados 2021

Show Buttons
Hide Buttons

Gana una camisola autografíada

por Carlos "El Pescado" Ruíz