El primer viaje internacional de la primera mujer vicepresidenta de USA

Kamala Harris comenzó en Guatemala

La vicepresidenta Harris viajó a Guatemala para abordar las “causas fundamentales” de la inmigración, como la pobreza, la violencia y la corrupción

La visita le da  a la administración Biden la oportunidad de presentar su visión para abordar las causas de origen  en la región y convertir la migración en una cuestión de elección en lugar de una cuestión de vida o muerte.

La  vicepresidenta pondrá su atención en: “el hambre/pobreza  generalizada, la violencia y la corrupción sistémica en la región esto ofrecerá una oportunidad  para que Estados Unidos pueda responder  a la migración forzada con una estrategia regional que se enfoque en una migración  que sea segura, humana y ordenada, y con una estrategia regional, que con el tiempo, reduzca  los factores que obligan a las personas a abandonar sus países en primer lugar”.

El viaje del vicepresidente Harris a Guatemala y México fue un elemento esencial en un esfuerzo multifacético para impulsar esa disrupción y empoderar a los agentes de cambio en toda la región.

Estamos en un punto crítico en la historia de colaboración internacional y tenemos una oportunidad única de transformar la región. A medida que avanzamos, es importante escuchar y aprovechar la experiencia de las organizaciones locales que forman parte de las comunidades de El Salvador, Guatemala y Honduras y que trabajan con ellas: fomentando la confianza, mejorando la resiliencia e invirtiendo en las personas para que puedan prosperar.

En Guatemala se necesita que el pueblo tenga acceso a oportunidades, incluido el acceso a la tierra, el crédito, la tecnología y, sobre todo, el acceso a los mercados.

Eso será posible si logramos que el gobierno estadounidense presione al gobierno guatemalteco para que podamos cerrar el círculo sobre la corrupción.

La visita de la vicepresidente Harris significa una oportunidad fundamental para establecer una nueva perspectiva sobre las causas estructurales de la pobreza.

El tema de la migración desde Centroamérica ha sido mal entendido por los estadounidenses durante décadas.

Los supuestos malentendidos son: 1) la migración es mala; 2) la migración comienza en la frontera entre México y Estados Unidos; 3) la migración a los EE. UU. desde Centroamérica es causada principalmente por las políticas de inmigración de EE. UU. 4) la disuasión del maltrato, crueldad o  castigar a los migrantes y sus familias es la única forma de tratar con la migración irregular. Ninguno de estos es cierto.

La migración forzada desde Centroamérica es causada por la violencia, la corrupción y la pobreza.

La cruel disuasión en la frontera sur y en el interior no detiene la migración, solo la impulsa bajo tierra y tratando de ocultarla de la realidad.

Y, como alguien que ha vivido esta  experiencia y he trabajado con migrantes centroamericanos durante muchos años en Estados Unidos, es obvio que los refugiados e inmigrantes de los países del Triángulo Norte hemos hecho enormes contribuciones, aquí en los Estados Unidos a través de nuestro arduo trabajo, y  en nuestros países de origen a través de nuestras remesas que apoyan a familias, comunidades y la economía del país.

Se debería de reconocer y agradecer por todo lo que los centroamericanos (migrantes) hemos hecho por USA y por nuestros países de nacimiento.

La migración es el resultado de millones de personas que toman la difícil decisión de quedarse o irse de su país. Cada decisión es profundamente personal, pero para la mayoría de centroamericanos no es una elección en absoluto.

Cambiar el cálculo para que quedarse sea una opción real para más personas requerirá que EE. UU. adopte un nuevo enfoque: que sea más creativo, piense en grande, encuentre formas de interrumpir el “estatus quo” que actualmente deja a millones de personas sin esperanza de un futuro mejor.

Los “Trompistas” o  Republicanos que caracterizan erróneamente los pasos y medidas de la administración del presidente Biden de una política de inmigración más “humana” como “fronteras abiertas”.

Deben de entender que las personas arriesgan sus vidas para llegar a buscar el sueño americano, NO es por la invitación o falta de invitación de un presidente. Es simplemente que las condiciones en nuestros países nos obliga a buscar el sueño Americano cuando no podemos aspirar al sueño Centroamericano.

Te sugerimos:

Reforma migratoria, tema pendiente

¿Cómo impactó y seguirá impactando el COVID a nuestra comunidad migrante?

Síguenos:

Síguenos en nuestras Redes Sociales
Facebook:@ChapinesUSA
Instagram: @chapines_usa
Twitter: @USAchapines

Síguenos en nuestras redes

Derechos reservados 2021

Show Buttons
Hide Buttons