«Nos agarró la policía y dicen que nos van a matar», el último mensaje de auxilio de una migrante guatemalteca

Tenis, ropa y un celular nuevo llevaba Santa Cristina García Pérez para el trayecto desde San Marcos, Guatemala, hasta Florida, Estados Unidos.

Del celular nuevo, que su familia había podido comprar por un préstamo, envío un último mensaje: “Nos agarró la policía y dicen que nos van a matar”.

El mensaje de voz, con seis segundos de duración, lo recibió uno de sus hermanos el viernes 20 de enero de 2021, a las 3:27 de la tarde. Él intentó contactarla, pero no tuvo éxito.

Dos días después, los medios de México informaron que habían encontrado dos camionetas y varios cuerpos calcinados en un poblado de Santa Anita, Camargo, Tamaulipas.

La noticia impactó a la familia de Santa Cristina, pues temían que su pariente estuviera entre las víctimas mortales por su última comunicación.

“El mensaje permitió la detención de 12 policías estatales”, indicó la diputada de San Marcos, Lesly Valenzuela, quien acompañó a las familias de las 16 víctimas mortales de la masacre.

Reciben sus restos y abrazan su fotografía

Los restos humanos de Santa Cristina fueron repatriados a Guatemala el viernes 12 de marzo, 48 días después de que perdió la vida de forma violenta en Camargo.

Sus padres Ricardo García y Olga Pérez fueron quienes recibieron su cuerpo, el cual venía en un ataúd sellado y cubierto con la bandera guatemalteca encima, en el comando aéreo central de la Fuerza Aérea Guatemalteca (FAG).

Los dos llegaron a la ciudad el lunes 8 de marzo, después de viajar por más de seis horas, ya que viven en el caserío Peña Flor, aldea Tuilelén, municipio de Comitancillo, San Marcos.

Cuando recibieron sus restos se tiraron a llorar sobre el ataúd de madera y juntos abrazaron la fotografía de la segunda de sus 11 hijos, quien salió de su hogar con la ilusión de llegar a Florida, Estados Unidos. Todo lo que quería era mejorar la situación de su familia.

Los restos de Santa Cristina descansarán en el cementerio de la aldea Tuilelén, se espera que su entierro sea el domingo 14 de marzo.

Otras víctimas y conocidos de Santa Cristina

La matanza en Camargo, Tamaulipas, cobró la vida de 16 guatemaltecos, 11 de comunidades de Comitancillo, San Marcos, departamento fronterizo con México.

Entre las víctimas mortales está Marco Antulio Pablo, de 16 años, primo de Santa Cristina. También sus conocidos: Fernando Pablo, de 22; y Rodolfo Jiménez, de 18 años.

Las otras personas que murieron son de Concepción Tutuapa, Sipacapa y Catarina, San Marcos; y, de Granados, Baja Verapaz.

  • Te recomendamos leer:

Síguenos en nuestras redes

Derechos reservados 2021

Show Buttons
Hide Buttons

Gana una camisola autografíada

por Carlos "El Pescado" Ruíz