Arrestan a sospechoso de asesinar a una niña latina hace 22 años

Minerliz Soriano tenía 13 años el 24 de febrero de 1999, cuando desapareció. El cadáver de la niña latina fue localizado en un contenedor.

Más de dos décadas después del asesinato de una niña latina en el barrio de El Bronx, ubicado en el norte de Nueva York, en Estados Unidos, la policía metropolitnana informó que fue arrestado el sospecho.

De esa cuenta, la investigación por la muerte de Minerliz Soriano, entonces de 13 años, comenzaron a dar sus primeros resultados.

Joseph Martínez, de 49 años, fue detenido el lunes 29 de noviembre pasado, 22 años después del asesinato de Soriano, quien desapareció el 24 de febrero de 1999 cuando se dirigía a su hogar, señalan medios locales.

El cuerpo de la niña, con signos de haber sido estrangulada, fue hallado tres días más tarde por un vagabundo. Este dijo que lo encontró en una bolsa plástica dentro en un contenedor de basura.

De acuerdo con datos ofrecidos por la policía, Martínez vivía en el mismo edificio de apartamentos que la niña, aunque la familia de la víctima no lo recuerda.

Vinculado a crimen de latina

La Policía también indicó que el sospechoso, que fue vinculado con el asesinato por pruebas de ADN, se hace llamar en las redes sociales como «Júpiter Joe» o el «astrónomo del metro».

Vídeos en YouTube lo muestra en lugares públicos, como estaciones del metro, con un gigantesco telescopio enseñando astronomía a niños.

«Nunca olvidaremos lo que pasó porque ella todavía está en nuestro corazón», dijo entre lágrimas al canal 7 de la cadena ABC la tía de la niña, Amelia Soriano.

Martínez será llevado ante un juez para la presentación oficial del cargo de asesinato, destacó la Policía de Nueva York.

También puedes leer:

Nuevas prioridades de arresto y deportación de inmigrantes

Muerte de migrante y su hija en el río Grande inspira premiada poesía

Declaran culpable a hombre que golpeó a hispano en el metro de Miami

Síguenos en nuestras redes

Derechos reservados 2021

Show Buttons
Hide Buttons